Inicio China hoy Nicaragua y la República Popular China restablecen relaciones diplomáticas

Nicaragua y la República Popular China restablecen relaciones diplomáticas

1008
0

La decisión convierte a Nicaragua en la quinta nación en el área del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) en romper vínculos con Taiwán, bajo la premisa de una sola China, la cual incluye reconocer oficialmente que la isla es parte inalienable del territorio chino.

Por Carlos Portillo, Tinta China.


La República Popular China sumó un nuevo aliado en América Central desde este 10 de diciembre cuando en la ciudad de Tianjin (norte) se firmó junto a la República de Nicaragua el comunicado conjunto sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas, puestas en pausa en 1990 por el gobierno de Violeta Barrios de Chamorro.

“En el mundo solo existe una sola China” reza el comunicado emitido en Managua por el gobierno de Daniel Ortega, quien recientemente ganó las elecciones para un cuarto mandato consecutivo.

Por su parte el comunicado conjunto establece que los dos Gobiernos convienen en desarrollar los lazos amistosos “sobre la base de los principios de respeto mutuo a la soberanía e integridad territorial, no agresión, no intervención de uno en los asuntos internos de otro, igualdad y beneficio recíproco y coexistencia pacífica”.

Con este paso Nicaragua es el quinto país en el área SICA, conformada por 8 naciones que tradicionalmente apoyaron a Taiwán, en sumarse a la tendencia histórica mundial de reconocimiento del gobierno de Beijing. En esta área del mundo el primer país en reconocer a la República Popular China fue Costa Rica, en 2007; le siguió Panamá (2017), así como la República Dominicana y El Salvador, ambos en 2018.

En 1985, durante el primer mandato de Ortega tras el triunfo de la Revolución Sandinista, Nicaragua rompió relaciones con Taiwán y las abrió con la República Popular China, pero en 1990 tras el triunfo en las urnas de Barrios de Chamorro la nación centroamericana volvió a ser aliado de Taiwán. Al regresar al gobierno, Ortega se mantuvo como aliado de Taiwán, defendiendo la idea de que podía mantener vínculos con Taiwán y la República Popular China.

La República Popular China lleva adelante el proceso de reunificación pacífica de la patria y gana año con año más aliados diplomáticos, con base a la resolución 2758 emitida el 25 de octubre de 1971 por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, la cual reconoce al gobierno de Beijing como el único representante legítimo de China ante el organismo planetario.

Con la decisión de Nicaragua, en el área que conforma el SICA solo Guatemala, Belice y Honduras mantienen lazos con Taiwán, que participa como observador extra regional en este mecanismo de integración. La sede del organismo funciona en El Salvador, en un edificio cuya construcción financió Taiwán.  

Las 8 naciones del SICA, todas con voto en la ONU, suman en total 570 mil km2 y viven en esta región un total de 60 millones de personas.